VILLA REGINA (AVR).- La Mesa Coordinadora de Pesca Deportiva del Alto Valle Este continúa con las tareas de control para evitar la depredación de especies en las aguas del río Negro, y que quienes practican este deporte cuenten con la habilitación correspondiente.

Desde comienzos de año los integrantes de la Mesa realizan intensos operativos de control en el río Negro entre Mainqué y Valle Azul, lo que ha permitido detectar la presencia de redes. Trabajan también en la concientización de los pescadores en contar con el permiso correspondiente para la pesca de distintas especies.

No obstante, si bien en el marco de los controles se pudo determinar que la mayoría de los pescadores cuentan con sus permisos en regla, en algunos casos no se respetaron los tamaños permitidos para la extracción de especies, por lo que se labraron actas de infracción.

Integrantes de la Mesa Coordinadora de Pesca Deportiva del Alto Valle Este, explicaron que los controles se realizan tanto en lancha por el río como en vehículos por las riberas.

Aunque en algunos casos se labraron actas y se secuestraron equipos de pesca por no poseer el permiso correspondiente, otros pocos equipos fueron secuestrados con su correspondiente multa por no respetar la medida mínima permitida para sacrificar truchas Arco Iris dado que en este caso poseían el permiso de pesca pero habían sacrificado peces de menos de 20 centímetros de tamaño, lo que está totalmente prohibido.

También en un operativo se detecto y extrajo del río una red tipo tramayo de 22 metros de largo que poseía solo dos ejemplares de pejerrey atrapados.