SÁBALOS: ESTUDIO MUESTRA UN RECURSO EN RIESGO
 

Asi lo demuestra la investigación desarrollada por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura de la Nación (SAGPyA), las provincias de Entre Ríos y Santa Fe, el Instituto Nacional de Limnología (INALI- UNL-Conicet) y el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP).
 
El trabajo que contó con el presupuesto necesario para disponer de un trabajo de campo, que valida las técnicas de muestreo realizadas, luego de recorrer cifras sobre el exponencial aumento de las exportaciones, y la situación de riesgo a la que está expuesta la especie (por ser sometida a prácticas depredatorias), dió unas recomendaciones muy precisas.
 
El Estado, según los investigadores, debe: "Evitar el uso de trasmallos (redes de tres telas); limitar el esfuerzo de pesca; establecer un sistema de áreas protegidas; estudiar el uso de artes específicos para la captura de otras especies; permitir mallas no menores de 140 mm en la pesquería del sábalo; y establecer un tamaño mínimo de captura no inferior a 34 cm de “longitud estándar” (de la cabeza a la base de la aleta); implementar un sistema de obtención de datos de captura y esfuerzo pesquero; y mantener un programa de monitoreo permanente del recurso pesquero y otros aspectos de la pesquería".

Para el estudio integral sobre el sábalo "es urgente evitar que la expectativa de rendimientos altos, no sustentables, lleve a un dimensionamiento excesivo de la capacidad de captura y procesamiento, muy difícil de revertir, que podría forzar una situación de sobrepesca y eventual colapso".
 
En el estudio se exponen párrafos, que alarman por lo contundente de sus aseveraciones.
 
Tamaño: "Todas las distribuciones muestran una frecuencia muy baja de ejemplares por encima de los 40 centímetros".
 
Generación ausente: "en la distribución de frecuencias de tallas de las cohortes (las generaciones de sábalos) presentes durante el período de muestreo (...) nótese la ausencia de individuos correspondientes a la cohorte que debió originarse en el período reproductivo 2003-2004".
 
Incertidumbre: "teniendo en cuenta el nivel de incertidumbre asociado a estas estimaciones y la tendencia de la pesquería al incremento del esfuerzo (la creciente actividad pesquera y frigorífica) y la reducción de los tamaños de mallas; la situación debe ser considerada como riesgosa".

Fuente: Diario El Litoral