14/07/2009 La Capital - Mar del Plata -
 

Estuvieron a punto de depredar la fauna ictícola de la laguna de los Padres 
 

Casi dos toneladas de pejerreyes había en la inmensa red que fue colocada por pescadores furtivos en Laguna de los Padres. Se considera que en siete lances hubieran depredado la fauna ictícola.

Como todos los domingos a la mañana, los tres amigos prepararon el bote, las cañas y salieron de pesca deportiva. Decidieron recorrer varias zonas de la Laguna de los Padres para tratar de encontrar una zona con buen pique. Pero pasaron más de seis horas y la suerte no mejoró. Hasta que a media tarde los sorprendió ver una boya flotando. Cuando intentaron sacarla, no pudieron creer lo que encontraron: una red gigante estaba debajo el agua con miles de peces atrapados.


Rápidamente llamaron a las autoridades del Club de Pesca y a los guardafaunas de la laguna. Tardaron más de dos horas en sacarla del agua. Cuando lo hicieron, hasta los pescadores más experimentados se sorprendieron: el trasmallo - así se llama a este tipo de red gigante- media 1200 metros y se calcula que ya habían quedado atrapados miles de pejerreyes, cuyo peso total rondaría las dos toneladas.


"Hasta los guardafaunas decían que nunca habían visto algo igual. Realmente fue algo sorprendente que nos dio mucha bronca por el desastre que le puede ocasionar a la laguna", le dijo a LA CAPITAL uno de los pescadores que vio las dos toneladas de pescados atrapados en la red.


Según los investigadores, el trasmallo fue colocado por un grupo de pescadores furtivos para después venderlo.
Este tipo de actividad está prohibido porque provoca un grave daño ecológico. Varias fuentes consultadas aseguraron que una red de este tamaño en siete incursiones puede dejar a la laguna casi sin pejerreyes.
El hecho desató el malestar de los pescadores, que reclamaron más seguridad en la zona para poder cuidar el recurso. Hoy a las 10 de la mañana se reunirán con funcionarios de la Municipalidad, guardafaunas, la Policía y representantes de los clubes de pesca para tratar de buscarle una solución al problema.
 

El hecho
 

La extracción del trasmallo y de las dos toneladas de pescado demandó una tarea de dos horas en la que intervinieron aproximadamente diez personas.
 

El pescado fue cargado en dos camionetas Ranger y trasladado a la cárcel de Batán para ser almacenado y procesado.
 

El descubrimiento motivó un amplio dispositivo policial en procura de aprehender a los autores del atentado ecológico, pero la acción no arrojó resultados positivos.
 

Falta de controles


Varios pescadores consultados por LA CAPITAL aseguraron que la Laguna de los Padres carece de medidas de seguridad. "Hay una falta de control total. No se registra el ingreso ni el egreso de personas ni tampoco hay vigilancia nocturna", afirmó una de las fuentes.
 

De todas maneras, integrantes de uno de los clubes de pesca se reunieron ayer con representantes del Ministerio de Asuntos Agrarios de la provincia y acordaron volver a encontrarse hoy junto al resto de los sectores para intentar llegar a una solución en cuanto a la falta de controles.
 

La laguna fue resembrada en el 2000 con peces traídos de Chascomús. A partir de eso momento, la zona comenzó a resurgir para los pescadores deportivos, que ayer ya manifestaron su preocupación por la posibilidad de volver a perder el recurso.
 

Tras el hallazgo del trasmallo, las actuaciones fueron realizadas por guardaparques con conocimiento del Ministerio de Asuntos Agrarios, que ordenó la inmediata destrucción de la red.
 

Paralelamente, personal de la comisaría 14ª inició las tareas investigativas bajo la presunción de que los autores del hecho contarían con botes a motor y medios de transporte necesarios para trasladar tamaño volumen de pescado.
 

La Municipalidad pedirá más seguridad


El director general de Servicios, Julio Locatelli, confirmó ayer que la Municipalidad pedirá más seguridad en la Laguna de los Padres para evitar que los pescadores furtivos sigan depredando los recursos ictícolas.
 

Además, el funcionario le adelantó a LA CAPITAL que buscarán centralizar toda la actividad, ya que intervienen diferentes entidades según la zona. "La laguna viene de muchos años de olvido e inclusive hay varias entidades que la custodian. Vamos a intentar que una sola persona quede a cargo para que estén más unificadas las tareas de control", afirmó Locatelli.
 

El director de Servicios cree que la red la colocaron durante varios días, en sucesivos tramos, y resaltó que el trabajo fue hecho por profesionales. "Trabajaron de una maneras eficaz. Ubicaron el trasmallo en la cordera de la cancha de remos, una zona por la que pasan pocas embarcaciones. Era muy difícil de encontrar", afirmó.
Por otra parte, Locatelli confirmó la reunión de hoy con los diferentes sectores, aunque aclaró que el encuentro ya estaba pactado antes de descubrir la red gigante en la Laguna de los Padres.
 

Imágenes